Cuando Hollywood no es tan divertido

El mejor jugador de la historia del baloncesto español y catalán, el único en conquerir las américas y ponerse dos anillos de campeón, el primero en participar en el partido de las estrellas de la mejor liga del mundo, para algunos, del baloncesto, de la NBA. Hablamos de Pau Gasol, ese jovenzuelo de Sant Boi que cruzó el Atlántico en busca de hacerse hueco entre los mejores del mundo. Elegido en el 3 lugar del Draft de la NBA de 2001 solo por detrás del GRAN KWAME BROWN y de Tyson Chandler por los Atlanta Hawks, pero traspasado de inmediato a Memphis Grizzlies.

Gasol venía de convertirse en el ídolo del Palau Blaugrana, formando tándem con su gran amigo JC Navarro. En Memphis tendría un cambio importante, fase de adaptación al juego, al idioma y al equipo. Los Grizzlies eran una franquicia que no era nada del otro mundo, más bien de los equipos flojos de la NBA, además de encontrarse en temporada de transición, a pesar de estos condicionantes Pau luchó por hacerse un lugar en la liga norteamericana y así lo hizo, estableciéndose en el quinteto titular junto a Jason “Chocolate blanco” Williams y promediando 17,6 ppp y 8,9 rpp, números que le permitieron recibir el premio a rookie del año y entrar en el quinteto de mejores rookies del año, junto a Battier, AK-47, Tony Parker y Jason Richardson.  Lo que le hizo saltar al reconocimiento merecido fue un señor matazo “in your face” al que fuera su jugador favorito, Kevin Garnett.

Sus números eran excelentes pero el equipo no lograba nada, al año siguiente igual, pequeña mejora de números pero el conjunto no respondía como tocaba. A la tercera iba la vencida, Pau hizo que el conjunto de Memphis llegara por primera vez en su historia a los playoffs de la NBA. Así lo hicieron durante tres temporadas consecutivas, pero el equipo no daba para más, y finalmente Pau y los Grizzlies optaron por el traspaso, cansado de no poder optar al anillo y de no observar ninguna mejora, los Lakers ofrecieron a Kwame Brown, dos jugadores de relleno y los derechos de su hermano Marc Gasol para traer al pívot de Sant Boi a Hollywood. Equipo con el que conseguiría dos anillos de campeón y tres campeonatos de conferencia.

Había logrado los dos anillos que tanto ansiaba, pero a partir de ese momento el equipo se fue diluyendo y el cada vez más puesto en dudas, en el ojo del huracán, se decía de él que era muy débil, poco duro, demasiado estilista para ser un interior de verdad. Nadie recordaba que sin él, esos dos anillos no hubieran sido posibles. Al aficionada eso le daba igual, se llegó a especular con un hipotético traspaso a Houston, pero el lo negaba y se negaba. Así que la franquicia optó por otro tipo de traspaso, incorporaron al base por excelencia de la NBA, Steve Nash, y a Superman Howard. Un equipo de ensueño, candidato a todo, pero ya desde pre-temporada los resultados no llegaban, ninguna victoria en ella, y en la temporada un triste récord de 1-5. Mike Brown out, Mike d’Antoni in.

Pau en aquello había empezado a jugador lejos del aro, casi por la línea de T3, sus números bajaban a límites desconocidos por todo el aficionado 12 ppp y 8 rpp. Kobe Bryant en plan individualismo superestrella, números de escándalo resultados lamentables, Nash recuperándose de la lesión aún y Howard de vacaciones por LA. El único criticado el catalán. La prensa especula con un traspaso a otra franquicia, se le queja que no es el de antes, pero es imposible con su nuevo rol en el equipo. Buen tiro tiene y visión de juego también, pero no se le puede pedir peras al olmo. No podemos esperar que repita números jugando tan lejos del aro, a distancias fuera de lo común para el, no puede coger rebotes lejos de la zona, y mucho menos puede dar asistencias cuando un compañero suyo se tira hasta las zapatillas al ver que nadie coge responsabilidades.

“Él no es un anotador, Pau lo sabe, pero él puede hacer jugadas para los demás ahí abajo. Controlar el partido desde esa zona y por eso tenemos que encontrar la forma de que esté más activo”.

Kobe Bryant lo tiene claro, Pau debe jugar debajo del aro, no lejos de él. Mike debe darse cuenta que tiene el interior con mejor visión del juego del baloncesto internacional, capaz de analizar el partido y decidir la mejor opción, pero no es un 3 o un 2, es un interior, y lejos del aro no tiene la explosividad ni el lanzamiento óptimo para desplegar sus virtudes de juego. Pau no es santo de mi devoción, pero está claro que por el bien del baloncesto, y sobre todo por el bien de los Lakers se debe confiar en él y hacerlo jugar allí donde se sienta más cómodo.

Anuncis

Quant a luffo12

Un petit espai d'un jove que busca expressar allò que li ve de gust tal i com raja.
Aquesta entrada s'ha publicat en Basket, NBA i etiquetada amb , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s